Suspendieron desinfección de calles en Lambaré

Una insólita decisión adoptó la fiscala Casse Giménez, quien ordenó la suspensión de las tareas de fumigación y desinfección de las calles de la ciudad de Lambaré, alegando una supuesta falta de documentación para la realización del trabajo.

Bomberos de la Quinta Compañía de Lambaré se vieron obligados a suspender las tareas de desinfección de las calles. Foto: Gentileza
Bomberos de la Quinta Compañía de Lambaré se vieron obligados a suspender las tareas de desinfección de las calles. Foto: Gentileza

Los bomberos voluntarios de la 5ª Compañía de dicha ciudad se encontraban en plena labor, cuando les fue comunicada esta suspensión. Óscar Moreno, comandante de la mencionada compañía, expresó que la versión que ellos recibieron fue que supuestamente la hermana de la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, quien residiría en la zona, habría generado pánico tras observar a los bomberos voluntarios con vestimentas no habituales, arrojando líquido a las calles.

La fumigación y desinfección se venía realizando desde hace varios días con un costoso equipo cedido a los voluntarios, sin ningún tipo de compensación económica. El capitán de la compañía manifestó que cuentan con la aprobación para los trabajos del intendente de Lambaré, Guido González, a fin de reducir la propagación del Covid-19.

La versión del Ministerio Público

Desde el Ministerio Público, mediante un comunicado compartido a través de sus redes sociales, sostienen que las tareas de desinfección no cuentan con documentos respaldatorios, sanitarios, ni tampoco orden de trabajo municipal.

Mencionan que los mismos no comunicaron oficialmente al barrio sobre la actividad realizada. Además, indicaron que las tareas se estaban realizando “pasado las 19 h cuando ya rige la restricción de circulación de vehículos y personas”, pese a que desde hace varios días la circulación restringida debe ser las 24 horas del día.

Sostienen que la versión de que la suspensión de la fumigación, se dio por “temor a la sirena”, pretende ocultar el motivo real de la decisión. Sin embargo, al finalizar el comunicado solicitan que “ante una eventual actividad que pueda generar alarma social o perturbar a la comunidad, comunicar previamente a la Fiscalía o Policía, a fin de que se realicen trabajos coordinados, sin alterar la paz pública en un momento delicado y sensible”.