Salud brinda recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias

El Ministerio de Salud dio a conocer una serie de recomendaciones para la prevención de cuadros respiratorios, que están aumentando en los últimos días ante la llegada de los días fríos. 

Con la llegada de la temporada de cambios bruscos en la temperatura, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPYBS) advierte sobre el aumento de susceptibilidad a infecciones respiratorias y exacerbación de enfermedades pulmonares crónicas. Especialmente vulnerables son las personas con antecedentes alérgicos, niños menores de cinco años y adultos mayores de 60. Síntomas como estornudos, tos y secreción nasal son comunes ante estos escenarios.

Salud brinda recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias. Foto: Ilustración.

Ante tales riesgos, Salud insta a la población a acudir a centros de salud cercanos si se presentan síntomas como fiebre, dolor de garganta, tos, dolores musculares, congestión nasal, entre otros. Asimismo, se enfatiza en la importancia de evitar la automedicación, ya que ello puede agravar el cuadro del paciente y generar complicaciones adicionales.

Recomendaciones para la prevención 

Para prevenir la propagación de enfermedades respiratorias, se aconseja evitar compartir utensilios personales y mantener una adecuada higiene. Los virus respiratorios se transmiten a través de gotitas al hablar, toser o estornudar, así como por contacto con superficies contaminadas.

En el caso de personas con antecedentes alérgicos, es fundamental un control médico continuo para evitar descompensaciones. Las alergias no tratadas pueden derivar en complicaciones graves como laringitis, bronquiolitis o asma, especialmente en niños y jóvenes. El Ministerio de Salud resalta la importancia de seguir indicaciones médicas y evitar la automedicación en estos casos.

Además, se promueven prácticas preventivas como lavado frecuente de manos, cubrirse al toser o estornudar correctamente, uso de mascarilla en presencia de síntomas respiratorios y mantener las vacunas al día, especialmente en niños menores de cinco años.

 

####