El color del oro, símbolo de la fortaleza ante el Cáncer Infantil

Cada 15 de febrero se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer Infantil, fecha instituida en Luxemburgo por la Organización Internacional de Padres de Niños con Cáncer en el año 2001. Como símbolo de la lucha contra esta enfermedad, se porta un lazo color dorado, el color del oro, que representa la lucha y la fortaleza ante la enfermedad.

En Paraguay se diagnostican aproximadamente 400 nuevos casos de cáncer infantil por año. Actualmente representa la segunda causa de muerte en niños mayores de 5 años, manifestó la Prof. Dra. Angélica Samudio, jefa del Departamento de Hemato Oncología Pediátrica del Hospital de Clínicas.

El emotivo acto fue realizado en el Hospital Escuela del Hospital de Clínicas. Foto: Hospital de Clínicas
El emotivo acto fue realizado en el Hospital Escuela del Hospital de Clínicas. Foto: Hospital de Clínicas

El Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas realizó un acto conmemorativo de la lucha de todos los niños pacientes del Departamento de Hemato Oncología Pediátrica. 

Se encargaron de llevar alegría y amenizar el acto realizado en el Hospital Escuela, la Banda de la Policía Nacional, los «Doctores Payasonrisas», el trencito de la alegría y la Fundación ReNaCi.

Las autoridades aprovecharon el momento para llamar a todas las personas a renovar el compromiso como sociedad ante la enfermedad y destacó la necesidad de ampliar el acceso al diagnóstico precoz y tratamiento oportuno. “Debe ser encarado como una prioridad para los gobiernos y debe ser considerado como el derecho del niño a la vida”, sostuvo la Dra. Samudio.

“Más del 80% de niños con cáncer son curados en Clínicas”

Un equipo multidisciplinario de profesionales y áreas totalmente equipadas para atención especializada de los pacientes posee el Departamento de Hemato Oncología Pediátrica. Esto permite que “más del 80% de los niños que acuden, sean curados”, según expresó el Prof. Dr. Laurentino Barrios, decano de la Facultad de Ciencias Médicas. Las clínicas satélites ubicadas en las ciudades de Pedro Juan Caballero, Coronel Oviedo y San Juan Bautista, también brindan atención a los niños. 

El Hospital de Clínicas recibe a la mitad de los casos de cánceres de todo el país, es decir, de los 400 casos anuales reportados, 150 niños reciben su tratamiento en el nosocomio. 

El profesional destacó que contando los casos nuevos diagnosticados, que son alrededor de 150 a 200, sumados a los que ya recibieron tratamiento y realizan un seguimiento, reciben aproximadamente a 10.000 pacientes allí.

Un diagnóstico precoz es de vital importancia para llegar a la sanación del cáncer infantil. Foto: MInisterio de Salud
Un diagnóstico precoz es de vital importancia para llegar a la sanación del cáncer infantil. Foto: MInisterio de Salud

Mía: Una historia de esperanza y lucha 

Daily Acuña, madre de Mía, una niña que pudo vencer a la leucemia, comentó que la enfermedad fue diagnosticada cuando la menor tenía tan solo 2 años y 8 meses de edad.

Sostuvo que Mía recorrió un largo proceso para llegar al alta médica. Debió ser sometida a 3 años de sesiones de quimioterapia, pasó 11 días en terapia intensiva con pronóstico reservado y asegura que su hija está curada, gracias al esfuerzo de todo el equipo médico y multidisciplinario del departamento.

Expresó que desde el primer momento encontró aliento y esperanza cuando recibió el desafío. Mencionó que los mejores profesionales están en el Hospital de Clínicas, que, a pesar del cansancio, no se dejaron vencer. “No necesitamos desarraigarnos de nuestro país, porque acá están los mejores”, dijo emocionada Daily.

En el acto, Mía brindó unas palabras y muy emocionada agradeció a todo el plantel médico y todos los que la cuidaron a ella y todos “los niños campeones”, como ella misma los denominó.

Signos de alerta

Desde el Ministerio de Salud advierten cuáles son algunos síntomas y signos de alerta de la enfermedad. Un diagnóstico precoz es de vital importancia para lograr el inicio de la curación efectiva del mal.

– Cansancio.

– Ojeras.

– Epistaxis o sangrado nasal.

– Aumento de volumen de alguna parte del cuerpo.

– Petequias o puntos rojos en la piel.

– Leucocoria, es decir, la aparición de mancha blanca en el ojo.

– Anemia.

– Dolor abdominal, articulaciones y huesos.

– Disnea, o dificultad para respirar.

– Infecciones recurrentes.

Fuente: Hospital de Clínicas / Ministerio de Salud