Herencia de Abdo: alertan virtual quiebra de empresas y pérdida de miles de puestos de trabajos

Un informe, emitido en 30+, revela que existe un temor por parte de las constructoras debido a la deuda del Estado con las mismas, una herencia del gobierno de Mario Abdo Benítez. Por este motivo , sostienen que se vieron obligados a recurrir a préstamos e inclusive la venta de sus maquinarias.

El periodista de Investigación, Jorge Torres, indicó esta noche en su programa 30+ que existe un gran temor debido a la deuda del Estado con las empresas de la construcción, una herencia del gobierno de Mario Abdo Benítez.

Esta situación genera mucha preocupación en el sector ante la posibilidad de quiebra y la pérdida de más puestos de trabajo, por lo que los afectados piden un salvataje. Ante esto, las actuales autoridades prometieron dar alivio, revela un informe.

Constructoras temen quiebra tras deudas adquiridas en la era de Abdo. Foto: Web.

En este contexto, el sector de la construcción atraviesa por una angustiosa situación, por la falta de pago de deudas por parte del MOPC a las empresas adjudicadas para las obras que impulsó el Gobierno anterior, sin prever la fuente de financiamiento, aparentemente.

Según la investigación, la mayoría de las constructoras están esperando el desembolso hace un año y medio, pero la mora inclusive llegaría a los 2 años y medio en algunos casos. El monto adeudado ronda los 350 millones de dólares, según indica la investigación.

El pasado 2 de octubre de este año, el presidente de Cámara Paraguaya de la Industria de la Construcción (CAPACO), Guillermo Mas, y las firmas afectadas expresaron que esta situación extrema, y sin precedentes, está resultando en un daño económico, financiero, patrimonial y reputacional para las mismas, según la nota emitida en esa fecha.

Ante falta de pago, constructoras recurrieron a préstamos

Ante esta situación, las empresas ejecutaron en tiempo y forma las obras adjudicadas, debiendo recurrir a préstamos bancarios y casas de crédito, cesiones de derecho de cobro, endeudamiento con proveedores e incluso vendiendo activos fijos productivos. Sin embargo, el Gobierno anterior no honró con su compromiso de pago, según los datos del informe.

En esta misma línea, las constructoras se endeudaron para las obras viales, y ahora se ven en la necesidad de recurrir a más créditos para financiar los intereses moratorios y punitorios. Algunas no pueden comprar más de sus proveedores, ni siquiera al contado al poseer importantes deudas anteriores que primeramente deben saldar para acceder a más insumos, según lo constatado por la investigación.

Otra triste realidad, de acuerdo al informe, es que las empresas en un intento de salvar la situación, se vieron en la necesidad de vender sus maquinarias y otros activos. Además, parte del personal técnico y administrativo renunció y se procedió a la desvinculación de los técnicos, operadores y jornaleros ante la imposibilidad de seguir pagándoles el salario.

Un dato llamativo

Un dato no menor, que puntualizó la investigación, es que a principios de octubre, los gremios de la construcción reportaron a la ministra del Trabajo, Mónica Recalde, que ante las deudas del Estado que dejó Abdo Benítez, en el último semestre se perdieron más de 20.000 puestos laborales.

Las empresas constructoras piden el urgente pago del total de la deuda, pero no solo los certificados, sino que además se cancelen los reajustes e intereses. Según datos del sector, al 31 de octubre, el total de intereses fue de USD 84.308.711. Cada mes que pasa, el interés de la deuda aumenta 1.6 millones de dólares, lo cual tiene en zozobra a los constructores, según detalló el conductor de 30+.

Actual Gobierno reafirma compromiso de saldar deuda

El Poder Ejecutivo informó que en febrero del 2024 se estarían cancelando las deudas. No obstante, la ministra de Obras Públicas, Claudia Centurión, prometió que para noviembre se pagará una parte de la deuda pendiente con un primer desembolso de USD 60 millones. Posteriormente en diciembre, se tiene la intención de abonar otros USD 100 millones, según indica el informe.

Por último, el documento resalta que las constructoras aguardan que el Gobierno cumpla con la deuda heredada y que se incluya el interés, caso contrario no se resolverá el problema que están afrontando por desidia de la administración anterior.

####