En Nicaragua, mujer dio a luz en una playa y sin asistencia médica

Josy Peukert es la mujer de 37 años que causó todo tipo de comentarios en las redes sociales luego de publicar el video de su parto en una playa de Nicaragua, sin ningún tipo de asistencia médica.

El material, que ya cuenta con más de 200 mil reproducciones y generó polémica, muestra el momento en el que ella, junto a su pareja, fue hasta la Playa Majagual para tener a su bebé.

“Las olas tenían el mismo ritmo que las contracciones, ese flujo suave me hizo sentir muy bien”, expresó la mujer al medio Daily Mail, quien comentó que “se me metió esta idea en la cabeza: quería dar a luz en el océano y, como las condiciones eran las adecuadas ese día, eso fue lo que hice”. 

Según contó, llevó consigo un kit de herramientas para el parto, como toallas, un recipiente con un tamiz para atrapar la placenta, gasas, toallas de papel, entre otros artículos.

Peukert indicó que después de que nació su hijo, lo dejó con su papá y volvió a meterse al agua para refrescarse. “Luego me vestí y empacamos todo y condujimos a casa donde los tres nos metimos directamente en la cama. Más tarde, esa misma noche, pesamos a Bodhi con una báscula de equipaje y pesó 3.5 kilogramos”, expresó.

Por otro lado, la madre de cuatro hijos manifestó que deseaba dar a luz sin intervención médica, aseverando que los médicos y las parteras “le quitan lo que el cuerpo femenino puede hacer por sí solo”.

“Quería estar libre de preocupaciones por una vez. Esta vez no tuve citas médicas ni escaneos ni influencia externa”, añadió Josy, quien recordó que su primer hijo nació en una clínica y fue un hecho traumático.

Luego de mostrar su proceso de parto en su cuenta de Instagram, la mima recibió todo tipo de comentarios a favor como en contra.

Entre los comentarios de repudio, un internauta cuestionó: “¿Esto es sanitario? Hay muchas bacterias en el mar”. A su vez otro escribió: “Qué sorpresa para ese bebé, de un útero cálido hasta el océano frío”.

En esa línea, la mujer relató que su hijo nació bajo el sol del mediodía, cuando hacía unos 35 grados. “No nos preocupaba en absoluto que tuviera frío y no me preocupaban las infecciones transmitidas por el agua. Está perfectamente sana. Hice toda la investigación que necesitaba para asegurarme de que era seguro. El agua es una barrera médicamente probada”, sentenció.

Fuente: TN