Polémica por las tres botellitas: “Cada uno con su trauma”, dijo Almeida

Iván Almeida, entrenador de Tacuary, habló sobre la polémica de las tres botellitas que colocó frente a preferencias de la Olla y aseveró que no faltó el respeto a la institución azulgrana. “Tengo un apellido que tiene mucha historia”, dijo.

Tras la derrota ante Cerro Porteño, el Dt de Tacuary, Iván Almeida, analizó el encuentro disputado en la Nueva Olla y también se refirió a las críticas por las botellitas que había colocado frente a las preferencias, haciendo alusión supuestamente a las Copas Libertadores del Decano, que generó enojo en los azulgranas.

Polémica por las tres botellitas: “Cada uno con su trauma”, dijo Almeida. Foto: Gentileza

“Se dan situaciones muy difíciles porque nosotros sabíamos que teníamos una zona en el fixture en donde nos iba a agarrar una turbulencia fuerte. Sabíamos que era una zona donde podíamos recibir golpes y dejar de sumar”, comenzó diciendo en comunicación con Radio Uno.

“Tacuary hace tres fechas que no suma, pero en la tabla no nos ha pasado nadie. Seguimos estando en la posición de cuartos”, complementó Almeida, quien afirmó que el plantel hizo una primera rueda muy interesante.

Asimismo, resaltó al rival, que hizo un buen partido. “Hay que aplaudir lo que hizo Chiqui Arce y sus jugadores. Las veces que la pelota fue al arco fue gol, el partido nos costó”, indicó.

Igualmente, manifestó que el objetivo sigue siendo el Clausura y aseveró que el plantel deberá levantar cabeza para pelear por la copa. “Debemos empezar en el futuro y olvidar lo que pasó ayer”, enfatizó.

Polémica por las tres botellitas

El entrenador se refirió a las tres botellitas que había colocado frente a las preferencias y que generaron enojo en los hinchas azulgranas, quienes interpretaron que Almeida hizo alusión a las tres Libertadores del Olimpia.

“Tengo un apellido que tiene mucha historia en Olimpia, uno dice Almeida y es Olimpia, ese es Éver Almeida (padre). Iván Almeida cierto tiene una final de Copa Libertadores que Cerro nunca consiguió llegar, pero realmente el apellido Almeida suena mucho por los millones de copas, siempre fue así. Nunca un Almeida se va a poner la camiseta de Cerro”, dijo.

Asimismo, complementó que nunca hubo una falta de respeto hacia Cerro Porteño. “Las tres botellas estaban ahí, cada uno con su cabeza. Si cada vez que hay tres botellas juntas se van a volver locos, no sé qué va a pasar. Cada uno con su trauma», expresó.

“Cualquier persona que lleve el apellido Almeida y vaya a la Olla va a sentir ese rechazo, es parte del folclore del fútbol”, añadió.

Finalmente, afirmó que su deseo es dirigir al Decano. “Para llegar a Olimpia hay que tener trayectoria, hacer un camino. Mi sueño es dirigir a Olimpia y para eso me preparo. Otros tuvieron la suerte de dirigir a Olimpia sin hacer ese camino”, concluyó.