Viruela del mono en Paraguay: Salud analiza otros tres casos sospechosos de la enfermedad

Tras la confirmación del primer caso de viruela símica en Paraguay, Salud Pública ya analiza en laboratorio las muestras de otros tres posibles casos de la enfermedad. A la par, ya suman 33 las sospechas descartadas.

El director de Vigilancia de la Salud, el doctor Guillermo Sequera, indicó en conferencia de prensa que, hasta el momento, se mantiene la cifra de un único caso confirmado de viruela símica en el país. No obstante, el epidemiólogo señaló que se están analizando en laboratorio las muestras de otros tres casos sospechosos, que provienen principalmente de la zona de Amambay.

Salud Pública analiza otros tres casos sospechosos de viruela del mono en Paraguay. Foto: Archivo.

La cantidad de cuadros de viruela símica que fueron descartados por la cartera sanitaria ascendió a 33.

En relación al único caso confirmado de viruela del mono en el país, Sequera comentó que el paciente se encuentra estable, continúa con su tratamiento ambulatorio y aún le quedan algunos días para finalizar el aislamiento, que según las recomendaciones de Salud Pública debe extenderse por 21 días.

Asimismo, Sequera precisó que los contactos estrechos del paciente con viruela símica están en constante monitoreo y que, hasta el momento, no presentaron ningún síntoma.

“Nuestro caso tiene 7 contactos que están en seguimiento y ya prácticamente todos ellos están terminando el periodo de incubación. De momento no tenemos novedades”, recalcó el médico.

El primer caso confirmado de viruela del mono en el país corresponde a un hombre de entre 30 y 35 años, que llegó desde el centro este de Brasil, donde estuvo por alrededor de dos semanas.

Situación regional

América concentra actualmente la mayor cantidad de casos de viruela símica. Los epicentros de está epidemia se ven en Estados Unidos y Brasil, detalló Guillermo Sequera.

“Expertos hablan de que esta ola puede tener como 30 a 40 semanas de extensión. Con los controles que se están haciendo, si la persona consulta temprano, se diagnostica rápido y hace el aislamiento, no se contagia más gente y se podría reducir a 25 o 30 semanas la duración de esta epidemia. Si a esto se suma la vacunación, también puede ayudar mucho”, expresó el director de Vigilancia de la Salud.