Una Semana Santa sin Tañarandy

Es la primera vez en 28 años que esta tradicional celebración, que reúne a miles de personas de todo el país e incluso del exterior, no se va a realizar en la zona de San Ignacio, Misiones. El coronavirus, que ha paralizado al mundo entero, se cobra una nueva vida en el país, ya que todos aquellos que alguna vez acudieron a este lugar, saben que cada viernes santo Tañarandy cobra vida propia.

Retablo realizado en el 2017 por los 25 años de Tañarandy.
Retablo realizado en el 2017 por los 25 años de Tañarandy.

En 1992 fue la primera vez que se realizó esta celebración religiosa de forma popular en Tañarandy y cada año la preparación era aún mayor. Desde el mes de febrero unas 15 personas ya estaban preparando lo que sería la edición 2020, encabezados por el artista plástico Koki Ruiz, quien cada año con ayuda de todos los pobladores preparaban el imponente retablo donde concluye la procesión. 

Son unas 5.000 personas las que acuden cada año a participar de este tradicional momento para la feligresía católica, que recuerda el flagelo y la muerte de Jesucristo. Cerca de 300 pobladores son los que se encargan de preparar antes, durante y el después de Taárandy, en el que toda la comunidad participa, desde los más pequeños. 

La actividad cada año iniciaba con la celebración de las 7 palabras, que se realiza en la iglesia local, seguido por la procesión con la imagen de Cristo y de su Madre Dolorosa, finalizando con el momento principal frente al retablo, que se realiza con elementos artesanales y frutas nativas del lugar, aunque cada año esto va cambiando y las ideas del artista hacen que las diferentes ediciones sean completamente únicas. El año pasado, por ejemplo, Koki Ruiz solicitó que las personas donen sus santos de devoción que fueron colocados como parte del retablo. 

Teniendo en cuanta que el Vaticano determinó que debido a la pandemia del coronavirus, se suspende el lavatorio de pies y la procesión con el Santísimo Sacramento del Jueves Santo, así como que se suspende el fuego y la procesión en el inicio de la vigilia pascual, los pobladores de Tañarandy invitan a la ciudadanía a seguir las actividades religiosas desde la casa, unidos en la oración, a través de los medios de comunicación.