Clínicas: Trillizas recibieron alta médica tras 25 días de internación

Luego de 25 días de internación, el día de ayer fueron dadas de alta las trillizas nacidas el pasado 20 de mayo en el Hospital de Clínicas, según informó la Dra. Larissa Genes, jefa de Terapia Neonatal.

De acuerdo a lo comunicado por la profesional, las hermanitas nacieron con 34 semanas de gestación. Una pesó un kilo novecientos setenta y cinco gramos; la otra con dos kilos cinco gramos y la última con un kilo setecientos treinta gramos.

La Dra. Genes explicó que el embarazo múltiple fue considerado de alto riesgo y señaló que se ha visto un aumento de embarazos múltiples con la gestación asistida y la estimulación de la gestación, pero indicó que en este caso fue un embarazo múltiple en forma natural.

La jefa de Servicio explicó que el padre de las trillizas tiene antecedentes familiares que cuenta con trillizos y gemelos dentro del núcleo de su familia. Asimismo, comentó que la pareja no pensó en ningún momento tener un embarazo múltiple, pero así se dieron las cosas.

“Generalmente uno de cada 80 nacidos vivos suelen ser embarazos dobles, uno por cada 6 mil nacimientos embarazos triples y uno por cada 50 mil nacimientos suelen ser cuádruple o quíntuple”, detalló.

Las tres bebés nacieron con 34 semanas de gestación
Las tres bebés nacieron con 34 semanas de gestación. Foto: Gentileza

“A medida que aumenta el número, es más rara la frecuencia de este tipo de nacimientos”, complementó la profesional, quien sostuvo que es importante una preparación y hacer un correcto seguimiento del embarazo.

En esa línea, expresó: “En este caso, la mamá de las trillizas hizo todo su control prenatal dentro del hospital, con la realización de ecografías para ver cómo iban desarrollándose intraútero y cómo iba presentándose la gestación, de manera a hacerle un acompañamiento y detectar posibles complicaciones”.

En ese sentido, resaltó la importancia del control prenatal, ya que sirve para acompañar el periodo de embarazo y detectar posibles complicaciones, que pudieran darse como la prematurez.

“Así también la restricción intrauterina que se da cuando no crece adecuadamente según la gestacional o a veces puede presentarse una discordancia entre alguno de los fetos, que es cuando uno de ellos crece más que el otro o darse la transfusión feto fetal que ya son complicaciones graves y tienen mayor riesgo de fallecer intraútero”, añadió.

Dra. Larissa Genes, jefa de Terapia Neonatal.
Dra. Larissa Genes, jefa de Terapia Neonatal. Foto: Gentileza

Por tal motivo, la médica indicó que se debe dar seguimiento al embarazo y la interrupción tiene que ser en forma programada para cuidar los detalles y armar un equipo multidisciplinario que pueda recibir y asistir tanto a la madre como a los bebés.

El equipo médico destinado para el nacimiento de las trillizas estuvo integrado por seis neonatólogos, acompañado de todo el equipo de la Cátedra y Servicio de Gineco-Obstetricia, entre residentes y enfermeras, además del equipo multidisciplinario.