Fallida operación «Patrón»: trama secreta de un juez brasileño, amigo de Abdo, contra Cartes

Este martes, La Caja Negra, programa emitido por Unicanal, reveló la crónica de un montaje “Made in Paraguay” acerca de un juez brasileño, aliado de Abdo Benítez, contra el expresidente Horacio Cartes.

Esta noche, el periodista Jorge Torres, a través de su programa “La Caja Negra”, emitido por Unicanal, dio a conocer la trama de un juez brasileño, amigo del presidente Mario Abdo Benítez, contra el exmandatario Horacio Cartes.

Fallida operación «Patrón»: trama secreta de un juez brasileño, amigo de Abdo, contra Cartes. Foto: Gentileza

De acuerdo a la investigación realizada por el programa, el Ministerio Púbico de Brasil en Río de Janeiro y el cuestionado magistrado Marcelo Da Costa Bretas protagonizaron una sospechosa actuación en el marco de un proceso, ahora anulado y archivado por la Justicia del vecino país, contra Cartes.

Según los antecedentes, en el marco de la Operación Patrón, una rama de la Operación Lava Jato, la justicia brasileña incluyó al expresidente paraguayo entre los supuestos implicados con Darío Messer, quien fue detenido en Brasil en julio del 2019.

En ese entonces, los intervinientes incautaron su celular y solo con sus conversaciones se construyó una hipótesis.

En esa línea, Jorge Torres resaltó que toda la investigación se basó principalmente en el contenido de mensajes de WhatsApp y capturas de pantalla de conversaciones almacenadas en el teléfono de Messer.

A partir de allí, la Policía de Brasil elevó un informe preliminar de lo hallado y solicitó prisión para 17 personas, y una indagatoria para Cartes tras encontrarse una carta enviada por Messer, donde le solicitaba ayuda monetaria para pagar servicios de sus abogados.

Por su parte, la Fiscalía del vecino país imputó a 18 personas señaladas en el documento, sin realizar primero una indagatoria a Cartes, y remitió el expediente al juez brasileño Bretas, quien ordenó la prisión de las mismas, entre ellas la del expresidente Cartes, sobre el cual llegó a emitir orden de captura.

Sin embargo, un mes después, la Policía Federal elevó su informe conclusivo, en el que solo figuraban 17 personas, pues excluyó a Cartes debido a que no se hallaron elementos indiciarios que lo sindiquen como parte del esquema.

Hicieron caso omiso a informe final de la Policía

La Fiscalía y el Juzgado de Brasil ignoraron el informe final de la Policía Federal y se quedaron con el primero. Además, no solicitaron una rectificación a la Policía ni introdujeron nuevos elementos que demuestren indicios de que el exmandatario haya estado involucrado en actividades ilícitas.

Despertó suspicacia la cercanía entre el juez Bretas y Abdo Benítez. Foto: Gentileza

Tras varias apelaciones, en mayo del 2021 el Tribunal Federal de Río de Janeiro decidió hacer lugar al Habeas Corpus del “Trancamiento” a favor de Cartes, anulando todo el proceso archivando la causa.

La decisión fue recurrida por la Fiscalía brasileña ante el Superior Tribunal de Justicia de Brasilia; no obstante, por decisión unipersonal del ministro relator de ese Tribunal, en agosto de este año se rechazó de vuelta el recurso planteado por la Fiscalía.

Sin embargo, nuevamente, el Ministerio Público insistió en revocar el fallo a favor de Cartes por medio de un “agravo regimental”, en el cual solicitó que sea el pleno del Tribunal quien decida sobre su planeamiento.

Finalmente, el 18 de octubre pasado, el Superior Tribunal de Justicia de Brasil, por unanimidad, decidió rechazar nuevamente el planteamiento del Ministerio Público del vecino país.

De esta manera, la Justicia de Brasil concluyó que Horacio Cartes no cometió delito alguno, al considerar que el pedido de ayuda de los USD 500 mil que hizo Messer no fue para traficar influencias o esconderse, sino para solventar gastos jurídicos.

Pero, uno se preguntaría por qué tantos fiscales como el juzgado se empecinaron en ir en contra del expresidente paraguayo a pesar de que no existían elementos suficientes para sospechar la existencia de algún delito.

En esa línea, La Caja Negra recordó que en el año 2019 nuestro país tenía como ministro del Interior a Juan Ernesto Villamayor, mientras que su par en Brasil era el ministro de Justicia, Sergio Moro, quien justamente encabezó la operación Lava Jato.

El pasado 18 de octubre, por unanimidad de sus cinco miembros, el Superior Tribunal de Justicia del Brasil rechaza nuevamente el planteamiento de la fiscalía contra Horacio Cartes. Foto: Gentileza

Posteriormente, se supo que su actuación no fue imparcial en esta causa al digitar y direccionar los pasos que daba la Fiscalía en investigaciones.

Asimismo, despertó suspicacia la cercanía entre el juez Bretas y Abdo Benítez, ya que en más de una ocasión el magistrado brasileño valoró al mandamás paraguayo, dando retuits a sus publicaciones o comentando sus posteos.

¿Sintonía entre Abdo y Bolsonaro?

Jorge Torres también resaltó la cercanía entre Abdo y su par de Brasil, Jair Bolsonaro. Por ejemplo, en julio del 2019, durante el lanzamiento de la licitación para construir el puente bioceánico, el jefe de Estado paraguayo resaltó el trato por parte del brasileño. “Me emociona cuando me llama Marito”, fueron sus palabras.

El buen relacionamiento entre ambos mandatarios también se pudo observar en sus respectivas familias, pues en una oportunidad Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, y uno de los hijastros de Abdo, el joven Félix Ugarte López Moreira, compartieron en el vecino país.

La amistad entre las autoridades tiene en realidad en su propia base un elemento pecuniario, de negocios. En efecto, el acta secreta de Itaipú, que estuvo a punto de tumbar a Abdo, sacó a la luz la gran influencia de Bolsonaro sobre el actual mandatario.

Cabe recordar que en el acta de traición se contemplaba la cesión de energía a empresas brasileñas ligadas a Bolsonaro, llamativamente con precios altamente preferenciales para las mismas.

En el programa mencionaron además que en círculos políticos, es secreto a voces que desde el Gobierno de Mario Abdo Benítez esas muestras de “fidelidad” con Bolsonaro cobró en el caso de Messer sus monedas de cambio.

Esto es, a través de las gestiones de bolsonaristas ante la Fiscalía brasileña para intentar implicar a Horacio Cartes en el expediente de gestión.

El intento fue abortado por el Superior de Justicia de Brasil, que determinó que Cartes no cometió delito alguno y, en consecuencia, se declara caso cerrado.