Mazzoleni aseguró que la rápida acción ante la pandemia fue la decisión correcta

Este año, la 73° Asamblea Mundial de la Salud se realizó en un formato abreviado de solo dos días en lugar de los cinco que eran anteriormente y por medio de videoconferencia, atendiendo la actual pandemia de covid-19 que fue el centro del tema a tratar. Durante su presentación, el Ministro de Salud paraguayo señaló que esta situación interpela a toda la civilización para hacer frente a una pandemia que obliga a replantear los vigentes sistemas de salud y la integración de los pueblos.

La Asamblea Mundial de Salud se realizó por videoconferencia. Foto: M. Salud
La Asamblea Mundial de Salud se realizó por videoconferencia. Foto: M. Salud

“El Paraguay ha tomado decisiones drásticas de distanciamiento social muy tempranas, en consideración a la reciente mayor epidemia de dengue de su historia y de la fragilidad de su sistema de Salud Pública, que actualmente se encuentra en un proceso de reforma, pero sobre todo en reconocimiento del valor de la vida. A 65 días de aquel momento, los datos actuales demuestran que las decisiones tomadas han sido las correctas”, expresó el Ministro de Salud.

Mazzoleni explicó que nuestro país ahora lleva adelante la tarea más complicada, la cual es levantar restricciones gradualmente, implementando “lo que hemos denominado la Cuarentena Inteligente, para enfatizar el concepto de dinamismo de las medidas y evitar el relajamiento en la estrategia. El pueblo paraguayo ha alcanzado una cohesión en torno a estas medidas, que acompaña con entusiasmo, incorporando un nuevo estilo de vida”, indicó.

Durante su presentación, Julio Mazzoleni señaló que, ante la rápida propagación del virus, resulta imperativo incluir a todas las partes relevantes, ya que la prevención y la contención epidémicas transcienden las fronteras. “La plena participación de Taiwán en la OMS y el estatus de observador en la AMS le permitirán a Taiwán compartir su experiencia con todo el mundo. Transitemos juntos por esta senda de desafíos impensados, poniendo lo mejor de nosotros, velando por nuestros pueblos, sabiendo que la humanidad puede y debe buscar maneras cada vez más justas y efectivas de convivir y crecer”, concluyó.