Lamentan presupuesto ínfimo para salud mental

El Dr. Manuel Fresco, especialista en salud mental, lamentó el presupuesto ínfimo destinado para la atención de casos, que aumentaron con la llegada de la pandemia.

La salud mental es un área siempre relegada, principalmente por los prejuicios que carga. Con la llegada de la pandemia, fue mucha más nombrada por el aumento de personas que necesitaron atención.

Lamentan presupuesto ínfimo para salud mental. Foto: IP

No obstante, el panorama no se tradujo en más presupuesto para hacer frente a esta otra pandemia. Según el Dr. Manuel Fresco, especialista en salud mental, el presupuesto para el área es ínfimo: solo se destina 3%.

Debido a ello, es muy complicado satisfacer la demanda de atención a nivel país porque además no se logra descentralizar los servicios para prevención, diagnóstico precoz y tratamiento.

“La Organización Mundial de la Salud hace rato tiene un lema que dice ´sin salud mental no hay salud´. Estamos hablando de lo que es la importancia del concepto, de qué manera se entiende el tema de salud mental dentro del campus general de la salud y la enfermedad”, expresó Fresco.

“Nosotros podemos tener una novela declaratoria de amor con la salud mental, pero si no se pone plata es imposible ejecutar ningún tipo de intervención”, complementó el especialista.

Por otra parte, enfatizó que el consumo de drogas también aumentó, como el uso de multisustancias y, según el profesional, existe un elevado número de atención a personas usuarias de distintos tipos de drogas.

“El motivo de consulta es el diagnóstico F19, que es consumo de múltiples sustancias. En términos conceptuales, trastornos mentales y de comportamiento por consumo de múltiples sustancias, ya sea alcohol, tabaco, marihuana, cocaína, entre otros”, detalló.

En otra línea, señaló que anteriormente el consumo de drogas se iniciaba con el alcohol y marihuana, pero eso cambió.  Hoy fuman derivados de cocaína, como crack o chespi, que causan un deterioro rápido y notorio.

Finalmente, el Dr. Fresco insta al tratamiento precoz porque, como cualquier enfermedad, las adicciones deben ser diagnosticadas y tratadas en tiempo y forma.