Pastor buscado por narcotráfico «se pasea» por el país

Este lunes, el programa «30+», conducido por Jorge Torres a través de las pantallas del Trece, reveló un informe de Migraciones que muestra la entrada al país del pastor prófugo José Insfrán.

De acuerdo al documento oficial de Migraciones, el hombre, buscado por lavado de dinero y narcotráfico en el marco del megaoperativo «A Ultranza Py», ingresó a territorio paraguayo desde Argentina el pasado 8 de julio alrededor de las 9:57 como «tripulante».

Pese a la alerta existente, el religioso evangélico no fue detenido en el puesto de control de Clorinda, lo que confirma que el Gobierno de Mario Abdo Benítez protege a criminales.

Al respecto, la directora de Migraciones, Ángeles Arriola, detalló que, tras recibir un oficio fiscal donde solicitaban el movimiento del pastor, realizaron una verificación y confirmaron el hecho.

«Cuando se hace la verificación, se confirma ese movimiento. La funcionaria interviniente en este caso fue llamada a comparecer. Ella dice que no saltó nada, pero se constató que si funcionó el sistema y sí saltó la alerta´. No procedió como debía», expresó.

En esa línea y ante la situación gravísima, afirmó que la funcionaria que permitió su entrada ya fue desvinculada. «Ella no recuerda por qué la carga de tripulante. Insfrán ingresó por el medio de la caseta, donde se ingresa caminando», aseveró.

Igualmente, manifestó que la funcionaria incurrió en varias irregularidades. «No le sacó la foto como se exige; simplemente, le dio el movimiento. Ella debió haber dado aviso a la Policía cuando le salta la orden de captura contra José Alberto Insfrán», puntualizó.

«Ella no se acuerda de esa fecha, no recuerda que le haya saltado la alerta», añadió Arriola, quien mencionó que la funcionaria tenía dos opciones: permitir la entrada o pasar a control. «Ella apretó en el sistema la opción de permitir, que significa que le concedió el ingreso», dijo.

Finalmente, señaló que las documentaciones e imágenes de ese día ya fueron enviadas al Ministerio Público.

Cabe recordar que según los investigadores, la iglesia de Insfrán servía como fachada para lavar dinero proveniente del narcotráfico.