“Otra oportunidad de vida”. Instan a ser donantes de órganos

Ser donador de órganos, es ofrecer una mejor calidad de vida a las personas que están necesitando luchar un poco más. Evitemos los tabúes e inscribámonos.

La donación de órganos y tejidos es un acto que brinda la oportunidad de salvar o mejorar la calidad de vida de las personas que esperan un trasplante. En Paraguay, se sigue con la cultura de la educación de la donación, por lo que siempre se espera que la ciudadanía pueda salvaguardar la vida de otro paraguayo.

Foto Ilustrativa – IP

Existen varios programas de trasplante, como el renal, cardíaco, hígado, corneas, huesos, membrana amniótica y médula ósea, regulados por el Instituto Nacional de Ablación y Trasplante del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS).

La cartera sanitaria recuerda a la población sobre la importancia de llevar a cabo este acto altruista que, ofrece la posibilidad de vivir y mejorar de gran manera la calidad de vida de las personas que lo requieran. Por ello, es importante mencionar la vigencia de la Ley del Presunto donante, más conocida como la Ley Anita 6.170/18, la cual indica que toda persona es donante excepto que exprese lo contrario.

Para llegar a ser donantes en nuestro país, lo importante es poder inscribirse recurrir hasta las entidades en donde se realicen los trasplante. Asimismo, quienes no desean ser donantes deben recurrir hasta el INAT para la gestión de su registro de oposición.

Derribar mitos sobre la donación de órganos y tejidos es la principal barrera cultural a vencer, por ello es importante saber que:

  • No se desfigura el cuerpo del donante.
  • Si una persona llega a urgencias y es donante, lo primero que harán los médicos es intentar salvarle la vida.
  • Recién cuando no existe ninguna posibilidad de vida y se ha certificado la muerte, es ahí cuando se aborda la donación como una posibilidad.

Foto: Ministerio de Salud

Datos relevantes:

  •  El primer injerto de córneas se realizó a mediados del año 1.979, en la Fundación Fernando Oca del Valle.
  • El 27 de setiembre, de 1995, se realizó el primer injerto de médula ósea para tratamiento de una leucemia, en el hospital central del Instituto de Previsión Social.
  • 18 de diciembre, de 1985, primer trasplante de riñón exitoso, en el hospital de Clínicas.
  • Primer trasplante cardiaco, el 09 de julio de 1996, en el Centro Médico Bautista.
  • El 15 de marzo, de 2015, trasplante hepático, en el hospital de Clínicas.
  • El 17 de mayo, de 2018, primera captación de placenta, en el hospital general materno infantil “San Pablo”.

Es importante recalcar que no es una obligación ser donante, es por eso que se exhorta a la ciudadanía a dejar su expresa voluntad  para ello, dentro de un formulario de inscripción, el cual debe completar, firmar y luego remitir por correo a inatpy@gmail.com, anexando la fotocopia o la foto de su cédula de identidad.