Disputa en el marco de las elecciones sería causa de la fuga en Misiones, advierte Martens

Celso Arce habría sido designado recientemente como el nuevo director del penal de Misiones. Precisamente, la fuga masiva de la cárcel de Misiones podría estar vinculada al nombramiento, que se da en un contexto electoral, advirtió el criminólogo Juan Martens en el Noticiero Trece.

Coincidentemente con la época electoral, se nombran directores sin historial en el sistema penitenciario, pero sí con antecedentes políticos y partidarios. En este caso, Arce es referente del Velazquismo y llega en paracaídas. El sistema penitenciario genera mucho dinero por venta de mercadería ilícita, cobro de servicios o por hacer la vista gorda a algunas cuestiones. Solamente en la venta de 10 kilos de crack se generan 450 millones al mes”, detalló Martens.

La fuga guardaría relación con una disputa entre personas con trayectoria y carrera en el sistema penitenciario y, por otro lado, un “outsider” o extraño al sistema que llega con intención de recaudar, recalcó el especialista.

Martens lamentó que los políticos sigan utilizando las cárceles como puestos de recaudación de recursos financieros a costa de las drogas y la política.

Intervención

El ministro de Justicia, Édgar Olmedo, manifestó que el penal de Misiones será intervenido en los próximos días, tras la fuga masiva de internos. Aún se están evaluando los candidatos a liderar la intervención en la Penitenciaría. 

Refirió que el director del penal ya había presentado renuncia el viernes pasado, pero esta no fue aceptada. “Toda la responsabilidad en el manejo de ese penal está a su cargo, pero he dispuesto la intervención y aún estoy evaluando el perfil de los funcionarios que podrían ir como interventores en un plazo de 30 días. En este proceso investigativo vamos a tomarle testificales a todos los funcionarios que estaban en el penal en ese momento. Esto puede llevar a sumarios y desvinculaciones, independientemente de la investigación del Ministerio Público”, sostuvo Olmedo.

El ministro no descartó que los fugados recibieran ayuda de los funcionarios penitenciarios para escapar.