El impacto del Covid-19 en la Educación: 1.600.000 estudiantes no están teniendo clases

“Escuela Básica Nº 370 Dr. Juan Manuel Frutos”, de la ciudad de Asunción. Foto: Agencia IP Paraguay
“Escuela Básica Nº 370 Dr. Juan Manuel Frutos”, de la ciudad de Asunción. Foto: Agencia IP Paraguay

El impacto del coronavirus no se registra solo en el aspecto sanitario y económico, sino también en el sector educativo. Desde el 11 de marzo cerca de 1.600.000 estudiantes no desarrollan clases: 

– 9% corresponde a la Educación Inicial. 

– 50% a la Educación Escolar Básica – Primer Ciclo (EEB1).

– 23% a la Educación Escolar Básica – Segundo Ciclo (EEB2)

– 18% a la Educación Media.

Y alrededor de 75.000 docentes efectivos no van a las aulas.

En cuanto a las pérdidas materiales se puede mencionar: 

Clases y contenidos no desarrollados: ya no se podrá recuperar el tiempo perdido con los contenidos.

Merma en el hábito de estudio: es responsabilidad de la familia que se sigan haciendo las tareas y los ejercicios para no perder la práctica. 

Interrupción en la socialización primaria: al ir a la escuela los niños y adolescentes aprenden valores, principios, normas de convivencia. 

Sin embargo, Jorge García Riart, doctor en Educación Superior, indica que ahora más que nunca damos sentido a la conocida frase “la educación empieza en casa” y propone aprovechar la crisis para aprender otros valores y por supuesto, repensar la metodología de enseñanza y aprendizaje, siendo creativos e inclusivos, implementando:

Modelo Blending: no pensar solo en horas presenciales de clases, sino en fomentar el aprendizaje a través de la convivencia y experiencia. 

Didácticas transversales: el Covid-19 es un buen motivo para un taller abierto para analizarlo desde la sociología, la psicología, el civismo, la salud, la educación, y otras perspectivas. 

Plataformas educativas: se debe diseñar plataformas electrónicas de contenido que se apliquen a lo largo del proceso escolar. 

Las aulas quedaron vacías desde el pasado 11 de marzo y seguirán así como mínimo hasta el 12 de abril. Expertos en educación también resaltan la importancia de fomentar la investigación en este periodo y posterior a la crisis, sostener como valores principales el civismo, la solidaridad y la cooperación. No obstante, preocupa el ensanchamiento de la brecha digital, ya que no todos los hogares paraguayos cuentan con una computadora con acceso a internet.