“Hemos sido defraudadas una y otra vez por el Gobierno”, lamentan familiares de secuestrados

Se cumplen hoy dos años del secuestro del exvicepresidente Óscar Denis Sánchez, en manos del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).  Al igual que los familiares de Edelio Morínigo y Félix Urbieta, también cautivos, las hijas del exsegundo del Ejecutivo exigen resultados al Gobierno.

En conferencia de prensa, Beatriz Denis recordó que hoy se recuerda un aniversario más del secuestro de su padre, el exvicepresidente de la República, Óscar Denis. El político liberal fue secuestrado el 9 de septiembre del 2020 por miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Son dos años de sufrimiento de familiares, amigos y de todo un pueblo que espera resultados de las autoridades”, señaló la hija de Denis.

A este llamado se sumó Obdulia Florenciano, madre de Edelio Morínigo, quien lleva cautivo 8 años, 2 meses y 4 días en manos del grupo armado.

No se olviden de ellos, están cautivos mi hijo Edelio Morínigo, don Félix Urbieta y don Óscar Denis. Si se olvidan de ellos, ya no hay esperanzas. Ustedes, autoridades, tienen que hacer su trabajo para que vuelvan los tres. Ese es el mensaje de hoy”, resaltó la señora Obdulia.

Este mismo clamor fue replicado por Liliana Urbieta, hija de Félix Urbieta, secuestrado por el grupo criminal en 2016.

En estos años, hemos sido defraudadas una y otra vez por el Gobierno, que debería haber avanzado en algo o quizás en mucho más. No solamente no nos ha devuelto a nuestros seres queridos, sino que dicen también que no saben nada de ellos. Ningún ser humano debe vivir secuestrado”, sostuvo la hija de la víctima.

Liliana Urbieta lamentó que, debido a la inacción de las autoridades, en cualquier momento otra familiar será víctima nuevamente del secuestro.

Pedimos a las personas que colaboren, si tienen alguna información. No sabemos el día de mañana a quién le va a tocar un secuestro más. Es muy difícil nuestro día a día”, indicó.

Mientras Óscar Denis y Edelio Morínigo permanecen en manos del EPP, Félix Urbieta fue secuestrado por el autodenominado Ejército de Mariscal López. Estos grupos criminales mantienen en zozobra constante a los habitantes del norte del país.