Imputan a joven que habría estafado más de G. 260 millones a su novia

Un joven, que habría estafado más de G. 260 millones a su propia pareja, fue imputado por el Ministerio Público. La mujer en ese momento se encontraba en Francia y él en Alto Paraná.

El agente fiscal Luis Trinidad Colmán imputó a Bruno Javier Cabrera Aguilar que habría estafado más de 260 millones de guaraníes a su entonces novia Jessica Soledad Cáceres Medina.

Pese a todo, la víctima hizo que los trabajos se retomen. Foto: FB

De acuerdo al informe fiscal, el procesado mantenía una relación sentimental con la mujer, quien en ese momento trabajaba en Francia. Con el correr del tiempo, específicamente el 10 de agosto del 2021, la víctima decidió comprar un inmueble en el barrio Santa Inés de Franco, Alto Paraná.

Allí, la pareja proyectó construir una vivienda y la joven comenzó a transferir desde Europa importantes sumas de dinero a través de varias casas de envíos internacionales, a fin de que Bruno se hiciera cargo de la construcción.

Inicialmente, todo iba bien, con un avance del 30% de la obra, hasta que a principio de este año el joven dejó de pagar al contratista, pese a que la víctima seguía enviando importantes sumas de dinero en tiempo y forma.

En total, la afectada transfirió la suma de 263.000.000 de guaraníes, pero la obra quedó totalmente paralizada. Inclusive, el encausado dejó de atender llamadas y ya no respondía los mensajes a su entonces novia.

A raíz de esta situación, Jessica Soledad Cáceres decidió regresar al Paraguay con la intención de recuperar su dinero y poder concluir la obra. Una vez en el país, radicó la denuncia contra el presunto responsable de la estafa.

Finalmente, el fiscal Luis Trinidad resolvió la imputación de Bruno Javier Cabrera, al considerar los diversos elementos de sospecha, como ser los informes de las entidades financieras, la declaración de la víctima y del contratista de obras, entre otros elementos.