Golpes de calor: ¿Qué cuidados tomar para evitarlos?

Beber abundante agua, aplicarse protector solar y evitar la exposición solar en horas pico son algunas de las recomendaciones que brindan desde Salud para evitar agotamiento o golpes de calor.

Ante las elevadas temperaturas registradas en nuestro país, desde el Ministerio de Salud brindaron recomendaciones a la ciudadanía para protegerse del clima extremo y evitar golpes de calor.

El calor extremo tiene directa incidencia en la salud, por lo que explican que es importante tenerlo en cuenta para resistir las enfermedades y evitar muertes por altas temperaturas.

Lo primero que aconsejan es beber mayor cantidad de agua que lo acostumbrado y no esperar a tener sed para hacerlo.

La exposición a las altas temperaturas puede ocasionar agotamiento o golpes de calor. Foto: Web.

Por otra parte, recomiendan evitar la exposición solar en horas de calor extremo, específicamente entre las 10:00 y las 17:00. Sin embargo, si es inevitable salir a la calle, es vital utilizar protector solar, sombrero y anteojos de sol.

En este tipo de clima es preferible usar ropa cómoda, de color claro y suelta. Ducharse también es una buena opción para bajar la temperatura corporal.

La cartera sanitaria recuerda que los grupos más vulnerables al calor son los niños y los adultos mayores. En caso de los más pequeños, los adultos que los cuidan deben estar pendientes de ellos, mantenerlos frescos e hidratados brindándole agua constantemente, colocarlos en un lugar fresco, también con ropa y cómoda y colores claros.

Es importante recordar que bajo ningún motivo los bebés, niños ni animales deben dejarse en un auto estacionado cerrado, ya que pueden sufrir enfermedades por calor e incluso llegar a la muerte.

En el caso de los adultos mayores, recuerdan que ellos tienen menos probabilidades de sentir y reaccionar ante los cambios de temperatura, por lo que de ser posible, además de evitar exponerse al sol, deben permanecer en sitios con acondicionadores de aire.

Síntomas de agotamiento o golpe de calor

Los profesionales explican que los calambres musculares pueden ser el primer signo, y podrían causar agotamiento o golpe por calor.

Los síntomas que podrían indicar un agotamiento por calor son sudor abundante, debilidad, piel pálida y fría, pulso rápido o débil, náuseas o vómitos y desmayos.

Por otra parte, los golpes de calor se caracterizan por la alta temperatura corporal, que sobrepasa los 39°C, piel caliente y enrojecida, pulso rápido y fuerte, además de posible pérdida del conocimiento.

En caso de que una persona presente estos síntomas, debe ser llevada a un lugar fresco y aplicarle paños fríos o un baño con agua fría para bajarle la temperatura. Es importante consultar al servicio de salud más cercano.