Fiscalía ordena prisión para policías involucrados en presunto caso de gatillo fácil

Según datos recabados por el Ministerio Público, uniformados realizaban procedimientos en prosecución al asesinato de un oficial, cuando se reportó que un vehículo con características similares al utilizado en el atraco circulaba por la ruta PY O2 en Ciudad del Este. Los policías habrían acudido en un rodado particular para detener a los conductores y realizaron inicialmente disparos “intimidatorios”, que acabaron con la vida del joven Daniel Ortigoza.

Presunto caso de gatillo fácil en CDE. Foto: Gentileza.
Presunto caso de gatillo fácil en CDE. Foto: Gentileza.

La fiscal Cynthia Leiva relató que la versión de los agentes policiales involucrados en el supuesto episodio de gatillo fácil relata que los los uniformados realizaron los disparos intimidatorios y, por este motivo, la víctima fatal descendió de su rodado para refugiarse en la cuneta, donde finalmente recibió los impactos que acabaron con su vida.

Por el momento, siete agentes fueron imputados por la Fiscalía, que además ordenó la prisión preventiva de los mismos.

La investigación preliminar que maneja el Ministerio Público refiere que la víctima fatal se encontraba dentro del automóvil en compañía de su novia y una menor de dos años, la hija de su compañera sentimental. En el sistema 911, se habría reportado al vehículo, que poseía características similares al rodado utilizado durante el asesinato de un ofical de policía, por lo que sus colegas acudieron en para retener al automóvil. 

Esta misma versión fue constatada por la sobreviviente, pareja del fallecido. De acuerdo con el relato de la novia de la víctima fatal, los agentes llegaron armados en un vehículo particular. Al desconocer que se trataba de un operativo policial, los afectados por los disparos decidieron huir del lugar. 

A su vez, el comisario Éver París comentó que la pareja del joven asesinado  anteriormente mantuvo una relación sentimental con un hombre recluido por narcotráfico en el Brasil. Las víctimas de los disparos recibían amenazas constantes y al observar a los uniformados en un vehículo particular decidieron huir del lugar pensando que se trataba de sicarios, pero fueron ultimados a balazos. Los disparos solo se habrían detenido cuando los agentes observaron que dentro del rodado se encontraba una menor de dos años.

Triste despedida
El triste episodio de gatillo fácil se produjo luego de que delincuentes asesinaran al oficial Gustavo Bareiro en una bodega del Barrio Obrero de Ciudad del Este. Precisamente, en prosecución a este hecho, los oficiales buscaron retener a balazos a un rodado con características similares al vehículo utilizado en el atraco, acabando con la vida del joven Daniel Ortega.

El vocero de la Asociación de Policías de Alto Paraná exigió justicia para el oficial Gustavo Bareiro.

No podemos permitir que ocurran esta clase de hechos luctuosos”, recalcó.