Falleció el reconocido astrónomo Blas Servín

La astronomía paraguaya está de luto. Este jueves cerca de las 01:00, falleció a los 69 años, el profesor y astrónomo Blas Servín, según confirmaron sus familiares en un comunicado. 

Blas Servín dejó este mundo cerca de las 01:00 de este jueves. Foto: Gentileza
Blas Servín dejó este mundo cerca de las 01:00 de este jueves. Foto: Gentileza

El país pierde a una de sus más grandes eminencias, tranquilo en su casa, acompañado por sus familiares, con la alineación de Júpiter, Marte y Saturno, presente en el cielo”, escribió en sus redes sociales, Nicolás Masloff, uno de sus alumnos. 

Su familia manifestó que su velatorio será íntimo y familiar, tomando todas las precauciones y respetando el protocolo sanitario establecido, teniendo en cuenta la situación por la que está atravesando el país por la Covid-19.

El profesor Servín dedicó toda su vida a la Astronomía. Precisamente Masloff lo define como el máximo exponente y difusor de esta ciencia en Paraguay. Y ahonda aún más, diciendo que “no existe en el país otra persona, en cualquier rama, que haya educado a tanta cantidad de alumnos como él”.

Desde muy joven fue diplomático ante el Vaticano en Roma, vivió en Brasil, Italia, Francia y Venezuela. Se desempeñó en varias áreas, entre las cuales el estudio de los astros fue la que más lo apasionó siempre. 

Dictó innumerables talleres de astronomía a miles de alumnos y era encargado del Centro Astronómico Bicentenario – Planetario “Padre Buenaventura Suarez”, ubicado en el sur del país, San Cosme y Damián. 

Recibió varias condecoraciones y homenajes por su incansable labor. Fue nombrado como Embajador Turístico del Paraguay por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur), recibió además el Premio de Ciencia y Cultura del Instituto Tomás Moro de la Universidad Católica en 2009. 

Fue condecorado en 2019 por la Cámara de Diputados con la Orden Nacional Mérito Comuneros y en octubre del mismo año, recibió un reconocimiento por parte de la Agencia Espacial del Paraguay (AEP). Estos son solo algunos de los muchos otros reconocimientos que recibió a lo largo de toda su vida.

Una de sus frases preferidas fue “todos somos polvo de estrellas” y precisamente, hoy un 16 de abril de 2020, vuelve a ellas en paz, junto a las estrellas que tanto amó y dedicó su vida para apreciarlas y estudiarlas.