EE.UU. acepta pedido de cooperación de la Fiscalía para investigar a Hugo Velázquez

Estados Unidos acusó recibo al pedido de informe que se emitió desde Paraguay para investigar al vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, designado como “significativamente corrupto” por el Gobierno norteamericano.

Estados Unidos acusó recibo al pedido de informe que se emitió desde Paraguay para investigar al vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, designado como “significativamente corrupto” por el Gobierno norteamericano.

La Fiscalía investiga la designación de Hugo Velázquez como «significativamente corrupto». Foto: IP.

El fiscal de Asuntos Internacionales, Manuel Doldán, confirmó que el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó recibo del pedido de informe realizado por los fiscales Omar Legal y Liliana Alcaraz, en el marco de una cooperación internacional, para tener mayores datos y continuar con la investigación contra Hugo Velázquez, vicepresidente de la República.

EE.UU. designó a Velázquez como “significativamente corrupto” por un presunto intento de soborno con un millón de dólares a un funcionario público. Precisamente, a fin de continuar con la investigación del hecho, la Fiscalía solicitó el informe al Departamento de Justicia del Gobierno norteamericano, a partir del convenio de cooperación internacional.

Manuel Doldán mencionó que el 22 de agosto pasado la Fiscalía local remitió una carta rogatoria de asistencia jurídica. El 25 del mismo mes, ya se dio el acuse de recibo por parte de EE.UU., que asignó además un abogado litigante como encargado de analizar la pertinencia del pedido y determinar si se cumplirá o no con la solicitud paraguaya.

El departamento de Justicia acusa recibo de la carta rogatoria paraguaya remitida por conducto de la autoridad central. Ellos comunican que están analizando la solicitud y asignando un abogado, que se va a encargar de ver qué es lo que Paraguay pide y ver a través de quién se va a cumplir, si será a través de un fiscal o un juez. Eso es de acuerdo a lo que la justicia paraguaya solicita”, especificó el agente de Asuntos Internacionales.

Doldán mencionó que este hecho se traduce en un proceso de cooperación internacional abierto, que no debe confundirse con la apertura de una causa penal.