Día Mundial de la Tiroides: controles deben hacerse una vez al año

Hoy 25 de mayo es el Día Mundial de la Tiroides, fecha para concienciar sobre la importancia del funcionamiento de esta glándula en el organismo y su impacto en la salud.

Desde el Ministerio de Salud hablaron sobre la enfermedad, caracterizada por ser silenciosa y que puede afectar a las personas desde el nacimiento. Por ello, el diagnóstico temprano es fundamental para un tratamiento oportuno de los problemas en la glándula tiroidea.

El “Día Mundial de la Tiroides” se conmemora hoy, 25 de mayo, para concienciar acerca de la importancia del funcionamiento de esta glándula en el organismo y su impacto sobre la salud. Ésta es una enfermedad silenciosa y puede afectar a las personas desde el nacimiento.

Desde la cartera explicaron que la glándula tiroidea es un órgano muy pequeño ubicado en la base del cuello, por delante de la tráquea, que es la encargada de producir, almacenar y liberar hormonas hacia el torrente sanguíneo, regulando así el metabolismo.

A través de una captación temprana, se puede llegar a un tratamiento oportuno, evitando de esa manera complicaciones.

“Este mal puede ser detectado a cualquier edad, incluso desde el nacimiento, a través del Test del Piecito”, indicaron desde Salud, que aconseja controles anuales a las personas con historia familiar de problemas tiroideos, mujeres en pubertad y primera menstruación, mujeres con planes de embarazo, embarazadas y que atraviesan el postparto.

Asimismo, quienes padecen enfermedades autoinmunes, mayores de 50 años, portadores del síndrome de Down o síndrome de Turner y personas que hayan recibido radiación en la región del cuello deben controlarse.

“Los problemas en la glándula tiroidea pueden desarrollar hipotiroidismo, hipertiroidismo y nódulos tiroideos”, señalaron desde la institución sanitaria.

En esa línea, enfatizaron que en el primer caso, los síntomas más frecuentes son cansancio, depresión, falta de concentración, sensibilidad aumentada al frio, aumento de peso o dificultad para perderlo, retención de líquidos, estreñimiento, dolores musculares, alteraciones de la menstruación, dificultad para embarazo, caída de cabello, piel seca, uñas quebradizas. Los recién nacidos también pueden presentar hipotiroidismo congénito.

En el caso del hipertiroidismo, los síntomas son palpitaciones, nerviosismo, irritabilidad, pérdida de peso, sensibilidad aumentada al calor, ojos saltones, sudoración excesiva, temblor, insomnio, debilidad muscular, diarrea, caída importante de cabello.

Mientras que sobre los nódulos tiroideos, Salud explicó que estos están presentes en alto porcentaje de la población y son más comunes en mujeres.

Los nódulos pueden presentarse o ser asintomáticos y, si bien la mayoría es benigno, un pequeño porcentaje a veces es maligno. Ocasionalmente, se presenta con dolor, ronquera y molestias para tragar.