Desaparición de ‘Peño’: «En contra de la madre cada vez tengo más indicios”

A 24 días de la desaparición del niño José Miguel Ozuna de 12 años en el barrio Obrero de Asunción, se conocen nuevos datos de la triste vida que llevaba el pequeño.

En comunicación con Radio Uno, 650 AM, la fiscal del caso mencionó que este lunes se constituyeron hasta la escuela donde supuestamente iba «Peño».

«La directora declaró hace unos días y ella comentó que una profesora había visto al niño el viernes 24 en el San Juan de la escuela; esa versión ya manejábamos anteriormente», indicó.

«Verificamos la zona, ya que en la parte de atrás de la escuela hay un patio y un baldío, también una valla que divide a una cancha donde juegan los niños», añadió.

En esa línea, mencionó que llegaron hasta la canchita donde habían muchos niños jugando, que conocían a Miguel. «Un niño dijo que él estaba en el San Juan; otro me dijo que días antes de su desaparición le llevó a su casa y ahí su hermano le estiró de su oreja y le metió a la casa», relató Girala.

Sobre las ropas de criaturas halladas en el patio baldío, Girala indicó que había mucha coincidencia con la que tenía puesta, pero finalmente descartó que sean de él, pues el abrigo encontrado es muy pequeño.

Igualmente, la fiscal del caso señaló que este martes se constituirán nuevamente hasta la zona, pero ya con personal de la Policía Especializada, que cuenta con canes para búsqueda.

«No estamos diciendo que él (Miguel) esté sin vida, pero tenemos muchas hipótesis y queremos ir descartando. Queremos verificar de forma más profunda las zonas por donde recorrió», acotó.

Por otra parte, la representante del Ministerio Público habló sobre la situación de la madre de Peño, que fue imputada por falta del deber del cuidado.

«En contra de la madre cada vez tengo más indicios o información de la falta de cuidado hacia sus hijos menores», señaló Girala, quien agregó que también hay dos denuncias que pesan sobre la mujer.

«Hay una denuncia por trata de personas, por un caso de pornografía infantil donde ella fue imputada, pero se le dio una salida. También hay otra denuncia por parte de su hija, de que supuestamente la madre le obligó para que aborte», detalló.

Asimismo, Girala señaló que «Peño» no estaba bajo el cuidado de su madre, sino de una tía llamada Salvadora. «Ella me explicó que la mamá de Miguel no se hace cargo de él», expresó.

«Pedí informes a la escuela para saber hasta qué grado hizo y, según los registros, fue hasta el sexto grado, pero él no asistía a la escuela, le hacían pasar por temas de inclusión», lamentó.

«Figuraba que era estudiante, pero no era así. La tía le inscribía todos los años y esta se encargaba de hacerle su tarea, eso me dijo la directora», complementó.

Finalmente, la fiscal del caso reiteró que intensificarán los trabajos de búsqueda en la zona donde fue visto por última vez.

Las personas que tengan información sobre su paradero pueden comunicarse al Fono Ayuda 147 o Sistema 911 de la Policía.