“Cambiaron acta policial para favorecer al hijo de Monges”, denunció abogado

Juan Ariel Monges, hijo del senador colorado Juan Darío Monges, atropelló supuestamente de forma intencional al joven Denis López en el barrio San Domingo de la capital, en represalia por un presunto robo domiciliario. La víctima del arrollamiento aún se encuentra con pronóstico reservado, mientras permanece internado en el Hospital de Trauma, detalló su abogado Juan Carlos Balmori, en contacto con Radio UNO 650 AM .

Juan Ariel Monges permanece retenido en la Comisaría 14 de San Vicente. Foto: Gentileza.
Juan Ariel Monges permanece retenido en la Comisaría 14 de San Vicente. Foto: Gentileza.

Ya se fue con la pierna derecha amputada, permanece con un estado delicado, estamos con pronóstico reservado, pero está evolucionando”, indicó Balmori.

El letrado aseguró que en las imágenes de circuito cerrado se puede observar perfectamente cómo Juan Ariel Monges, “con intención de dolo”, sube a la vereda para arrollar a su cliente. Pese a esta realidad, los efectivos policiales intervinientes cambiaron el acta del suceso, alegando que el episodio se puede enmarcar como un accidente, denunció.

«Tenemos constancia, hemos corroborado con la fiscal Gladys González. Recibí el acta fiscal, encontramos las actas de puño y letra, con firma de Monges, donde reconoce el hecho. Sin embargo, luego encontramos otra acta donde se hablaba de accidente«, comentó el abogado.

Juan Carlos Balmori señaló que hasta el momento los familiares de Juan Ariel Monges no brindaron ningún tipo de ayuda a su cliente, quien permanece internado en el Hospital de Trauma.

Sostiene “accidente”

Por otra parte, el abogado Carlos Servín, quien representa a Juan Ariel Monges, sostuvo que su cliente no actuó con dolo y el episodio de arrollamiento puede enmarcarse como un accidente.

Lo que pasó fue un accidente, en ningún momento su intención fue atentar contra la vida de esa persona. La idea era cerrarle el paso para después ponerlo a disposición de la justicia«, mencionó Servín.

El abogado afirmó que su cliente sí cometió una maniobra imprudente, pero que la víctima cuenta con antecedentes en el barrio, por lo que su cliente Juan Ariel Monges pretendía entregarlo a la policía.

«De igual forma, desmiento que mi cliente haya actuado con dolo, porque fue él quien llamó a la policía. De lo que podemos hablar fue de un exceso en legítima defensa«, indicó Servín.

Sobre el supuesto cambio de acta policial, mencionó que es una cuestión llamativa, motivada por cuestiones políticas.

Por su parte, indicó que aguardan llegar a un acuerdo con la familia afectada.