¡Recomendaciones para proteger a tu mascota durante las fiestas!

A causa de los estruendos presentes durante las fiestas navideñas, las mascotas se vuelven nerviosas y temerosas. ¿Qué hacer ante estos casos? Te contamos en este artículo.

Las fiestas de Navidad y Año Nuevo son sinónimo de alegría y festejo para muchísimas familias; sin embargo, los perros y gatos sufren muchísimo durante esta época debido al exagerado uso de la pirotecnia.

¡Recomendaciones para proteger a tu mascota durante las fiestas! Foto: Ilustrativa

Es por ello que desde el Ministerio de Salud instan a las personas a cuidar de estos seres que alegran nuestro hogar, ya que durante la Noche Buena los peludos se vuelven nerviosos y temerosos, y buscan lugares donde esconderse o cobijarse de los molestos ruidos que ocasionan los fuegos artificiales.

En muchas ocasiones, algunas mascotas escapan y huyen de la casa, pues con el sonido de las bombas entran en un estado de excitación total, en el que no controlan sus impulsos.

Una vez que están fuera del terreno conocido, tanto perros como gatos pierden su sentido de la orientación y muchas veces no pueden volver a su hogar.

 ¿Qué hacer con los perros?

Los profesionales recomiendan ubicar a los peluditos de cuatro patas en una habitación aireada y bien ventilada, en lo posible donde no se escuchen directamente las explosiones.

Algunas razas especiales, en especial los canes, tras la explosión de bombas huyen a las calles despavoridas, y se pierden. Esto se debe a que poseen un temor innato por su alta sensibilidad ante estímulos sonoros intensos.

Igualmente, se aconseja no sedar al animal, más aun si ya es adulto. El uso de algodones como tapones de oídos es una opción válida para protegerlos.

¿Qué hacer con los gatos?

Si se piensa recibir a cierta cantidad de personas en el hogar, es recomendable dejar al gato en una habitación tranquila, con todas sus cosas hasta que pase la celebración.

En caso de que el animal no cuente con un espacio seguro, es probable que se asuste y se esconda, incluso huya del hogar.

Por ello, es importante informar a las visitas que no molesten al animal y, una vez que pasen los estruendos, la mascota puede ser reincorporada a la familia, pero solo si está tranquila.

En caso de que la familia tiene que trasladarse con su mascota a otro punto del país, lo ideal es dejar al gato en casa debido a su personalidad.

Mientras que en caso de los canes es recomendable trasladarlos con sistemas adecuados como pecheras, no collares, en transportadoras acordes a su peso y estatura.

####