FTC: “Esperamos tener más oportunidades para desactivar al EPP”

El comandante de la FTC, Óscar Chamorro, resaltó el trabajo de la institución tras el último enfrentamiento con el EPP, donde fue abatido el líder Osvaldo Villalba.  “El grupo tiene una reducción del 40% de sus efectivos”, dijo.

El capitán Óscar Chamorro, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) habló en el programa “A Fondo”, de Unicanal, tras el último enfrentamiento con el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), donde fue abatido su líder, Osvaldo Villalba.

FTC: “Esperamos tener más oportunidades para desactivar al EPP”. Foto: Gentileza

“Esto es parte del proceso en la lucha contra la amenaza que denominamos terrorismo en nuestro país. Esto es un peldaño importante dentro de ese proceso”, comenzó diciendo.

Asimismo, aseveró que este enfrentamiento significa para el grupo criminal uno de los golpes más fuertes que han recibido por la importancia de la persona que ha sido abatida.

“No podemos considerar que el grupo se encuentre inocuo para ejecutar algún tipo de acción. Esperemos que con el transcurrir del tiempo podamos tener más oportunidades para desactivar totalmente esta amenaza”, puntualizó.

En otra línea, Chamorro señaló que hay menores de edad en el grupo como también indígenas. “La razón por la cual acceden esas personas, especialmente los indígenas, responde a una trama compleja, a un discurso y sinfín de mentiras”, dijo.

“Tenemos la información de que muchos han ingresado y salido de nuevo de la estructura porque se dan cuenta de la mentira que representa este modelo de lucha, como la ejecutan y cómo viven”, enfatizo.

EPP se va debilitando, asegura Chamorro

El comandante explicó que el grupo se reduce a medida que pasan los años. “El terrorismo en Paraguay alcanzó un máximo de 60 personas cuando se crea el Codi y la FTC, pero hoy día la cantidad se encuentra disminuida”.

“Alrededor de 15 a 18 personas están en armas hoy día y específicamente el EPP, desde su creación hasta hoy, tiene una reducción de alrededor de 40% de sus efectivos. No puede reponer la cantidad de gente que sale y es abatida”, subrayó.

“Ya no es fácil para el EPP reclutar por diversas razones, una de ellas es la acción del Estado y sus órganos de seguridad”, añadió Chamorro, quien afirmó que “no hay que ser ilusos, esta gente que está radicalizada no cambia su forma de pensar ni objetivo, que es conseguir el poder por la lucha armada”.

Sobre los grupos indígenas, que actualmente están expuestos a ser llevados a la fuerza por el EPP, Chamorro señaló que protegerán a las comunidades.

“Como órgano del Estado vamos a cuidar a las familias indígenas de la zona de Cerro Guasu, que son las principales víctimas de este grupo terrorista”, indicó.

En esa línea, indicó que el relacionamiento con las comunidades inicia con los líderes. “Establecemos una suerte de trabajo coordinado para ir asistiéndolos y protegiéndolos”, comentó el comandante, quien afirmó que el trabajo es todo un desafío.

“Los nativos tienen muchas carencias, están bastante alejados de todos. Sentimos las necesidades que tienen. A las dos personas que fallecieron nosotros les conocíamos porque andábamos por ahí para ayudarlas, llevándoles atenciones sanitarias”, complementó.

Finalmente, indicó seguirán trabajando incansablemente para lograr el exterminio del EPP, que tanto daño ha causado a muchas familias paraguayas.