El Clan Insfrán ordenó el asesinato del fiscal Marcelo Pecci, según diario colombiano

El grupo dedicado al narcotráfico, liderado por el Clan Insfrán y el uruguayo Sebastián Marcet, fue el que ordenó el asesinato del fiscal Marcelo Pecci, ocurrido el pasado 10 de mayo en Barú, Colombia, según reveló este martes el medio colombiano El Tiempo. El periódico accedió a las declaraciones del cerebro del crimen.

El encargado de la logística y perpetrar (cerebro) el asesinato de Pecci, Francisco Luis Correa Galeano (43), sostuvo en sus declaraciones que recibió 2 mil millones de pesos colombianos por el crimen. Él fue contactado por dos hermanos colombianos en Medellín, que son miembros de un grupo narco denominado “Los Paisas”, a pedido de un miembro de las redes más grandes del tráfico de cocaína en Paraguay.

Con base en el testimonio de Correa, la investigación apunta directamente al esquema liderado por Miguel Ángel Insfrán Galeano, alias “Tío Rico”, (Clan Insfrán) y del uruguayo Sebastián Marcet. Ambos prófugos de la justicia en el marco del Operativo A Ultranza PY.

El detonante para el crimen de Pecci fue una orden de captura contra 5 de los 7 hermanos Insfran, emitida el 22 de abril pasado. “Tío Rico” había ordenado matar al fiscal Marcelo Pecci por estas órdenes, según El Tiempo. 

Aún no se probó el vínculo

La fiscal Alicia Sapriza, de la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado, sostuvo que si bien están seguros de que la orden de asesinato “salió de Paraguay”, no hay todavía elementos para vincular al Clan Insfrán o a Marset con el crimen.

“Estamos seguros que la orden salió de Paraguay. Lo que no podemos hacer todavía es vincular el hecho con el operativo A Ultranza o quienes están siendo investigados en el marco de esa causa”, recalcó.

Esta vinculación sería parte de las hipótesis que se vienen trabajando tanto en Colombia como en Paraguay, en el marco del asesinato de Pecci, resaltó Sapriza.

“No hay nada aún que vincule de manera directa a personas de acá de Paraguay. Lo que no tenemos hasta ahora ni han aportado los detenidos en Colombia es una vinculación directa con las personas de Paraguay”, indicó la fiscal.