Pena de cárcel de hasta 5 años a quienes mientan para obtener subsidios

El Ministro Rene Fernández informó que hasta ahora se han recibido en el portal de anticorrupción un total de 190 denuncias, todas ellas correspondientes al programa de subsidios Ñangareko que realiza la Secretaría de Emergencia Nacional. De ellas, se han confirmado hasta ahora 25 irregularidades, gracias a un trabajo en conjunto con la Seprelad, la Auditoría del Poder Ejecutivo, la Contraloría, la Policía Nacional y el Ministerio Público.

Los que mientan en sus datos pueden ser imputados y recibir hasta 5 años de cárcel.
Los que mientan en sus datos pueden ser imputados y recibir hasta 5 años de cárcel.

Fernández explicó que aún se esta realizando el cruzamiento de datos y que todas las listas de beneficiarios y los gastos que se realicen en el marco de la Emergencia Sanitaria van a ser publicados en las páginas web del Gobierno Nacional para que estén al alcance de toda la ciudadanía.

El Ministro afirmó que aquellas personas que mientan en sus datos y reciban algún tipo de ayuda sin cumplir con los requisitos, van a ser individualizados y tendrán consecuencias penales y civiles, “tenemos todo el itinerario, desde la inscripción hasta el desembolso”, remarcó. 

Para esto se están realizando “investigaciones masivas de datos” y que se cuentan don dos mecanismos. Las inscripciones, donde el que accede acepta las condiciones y afirma que cumple con el perfil requerido, y luego el desembolso en las billeteras, donde beneficiarios van a estar individualizados por as telefonías, “si no corresponden se abstienen a las consecuencias” afirmó Fernández.

En caso de que confirme el hecho, las personas pueden ser imputadas por estafa, adquisición fraudulenta de subvenciones o declaración falsa, todos ellos con hasta 5 años de pena privativa de libertad con posibilidad de aumento. Pidió a la ciudadanía que denuncie los casos en los que estén en conocimiento, a través de los diferentes portales de la Secretaría Anticorrupción, Contraloría o Auditoría del Poder Ejecutivo, y que las mismas son completamente anónimas.

También recordó que en el caso del programa Ñangareko, por ejemplo, el subsidio es sólo uno por familia y que, si más de una persona se inscribe, también hay responsabilidad penal. Agregó que ya han recibido casos de personas que se hacen pasar por funcionarios o que envían supuestos mensajes haciéndose pasar por la asistencia del gobierno y solicitando dinero, los cuales ya están siendo investigados por el Departamento de Delitos Informáticos de la Fiscalía.