Buscan a niño desaparecido en el río Acaray de CDE tras incidentada apertura de compuertas

Un niño de 9 años desapareció en la tarde del jueves en el cauce hídrico del río Acaray, Ciudad del Este. Según el relato de testigos, el pequeño fue arrastrado por la corriente tras la incidentada apertura de compuertas de la Central Hidroeléctrica Acaray.

Durante la tarde del jueves, un niño de nueve años desapareció en el cauce hídrico del río Acaray, en Ciudad del Este, departamento de Alto Paraná, según el reporte policial.

Según el relato de los intervinientes, el pequeño se encontraba con su padrastro Porfirio González, de 32 años, pescando en el lugar, cuando en un momento dado, las aguas arrastraron al niño, quien luego de eso desapareció.

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios fue convocado rápidamente para iniciar la búsqueda del niño, que continúa este viernes.

Un equipo de búsqueda se está juntando en el área 4. No es una zona profunda, no se puede meter la lancha y para entrar caminando también es peligroso”, relató Gervacio Acosta, integrante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de CDE.

Incidentada apertura de compuertas

Al igual que el pequeño de nueve años, otros ribereños también fueron arrastrados por el caudal del Acaray, tras la incidentada apertura de compuertas de la central hidroeléctrica.

Según consta en el reporte de la Comisaría 22ª del barrio Don Bosco, de Ciudad del Este, en la tarde del jueves se produjo el rescate de un hombre identificado como Álvaro Charles Corrales Ramírez, de 35 años, y su hijo de 10 años del río Acaray, en la zona conocida como Cataratas del Acaray, en Ciudad del Este.

De acuerdo con los datos, la represa Acaray abrió sus compuertas sin alertar a los pobladores y sorprendió a los que estaban en el cauce seco.

El ingeniero Gustavo Arias, gerente de la hidroeléctrica, manifestó que en el transcurso de la tarde realizaron supuestamente la apertura de alarma por una hora, antes de lanzar un mayor volumen de agua a fin de permitir que los ribereños pudieran abandonar la zona.

No sabemos el grado de alcance que tenemos en las redes sociales. Para nosotros una alarma física es más certera que las redes sociales. Ahí no tenemos cómo medir si le llegamos justamente a las personas ribereñas. Para nosotros es más fácil utilizar este caudal de alarma. Cuando ellos ven que comienza a circular el agua es porque las compuertas de Acaray comienzan a estar abiertas”, manifestó.

No obstante, aseguró que tras los incidentes darán aviso en redes sociales y medios de comunicación sobre una futura apertura de compuertas.