Brasil aumenta controles sobre el Río Paraná

Más de 11 instituciones de seguridad pública, entre policías federales, policías militares, rodoviaria y efectivos militares de la Fuerza Nacional de Brasil trabajan en un operativo de control en la costa del río Paraná para evitar que haya paraguayos que quieran cruzar al territorio del vecino país de manera clandestina, para hacer contrabando de mercaderías.

Los controles se realizan en la frontera entre CDE y Foz de Iguazú.
Los controles se realizan en la frontera entre CDE y Foz de Iguazú.

Pese a la cuarentena, varios compatriotas ya fueron detenidos en diferentes operativos, principalmente en Foz de Iguazú, según las autoridades. Refieren que en su mayoría son trabajadores que operan en el centro de abastecimiento de la ciudad, además de estibadores y contrabandistas.

Según los agentes, estas personas cruzan en canoas, aprovechando el escaso control militar en la zona que está bajo jurisdicción de la Base Naval del Este, cuyo personal está concentrado en los controles de vehículos y personas en el Puente de la Amistad. 

Durante el último fin de semana, los agentes de la Policía Federal que realizaban patrulla en el cauce hídrico, detuvieron a 8 paraguayos y 5 brasileños. Serían contrabandistas que operaban en el puerto conocido como Puerto de Ivo y Escadinha, donde hacían la descarga de cajas de medicamentos que llevaron de nuestro país.  

También en la noche del sábado, los uniformados incautaron un lote de teléfonos celulares a orilla del río en el Puerto Dentão, ubicado en la ciudad del Foz de Iguazú. Durante el procedimiento, incluso intercambiaron disparos con los contrabandistas que lograron huir.