Salvan a una bebé que tragó una semilla de sandía

Unos padres se llevaron el susto de su vida luego de que su pequeña de apenas 1 año y 9 meses tragara la semilla de una sandía. Gracias a que se actuó a tiempo en el Ineram, pudo ser salvada.

El Dr. Carlos Morínigo, especialista en Neumología, utilizó su cuenta de Facebook para hablar acerca del caso de una bebé de 1 año y 9 meses que llegó hasta el Ineram desde Villarrica luego de tragar la semilla de una sandía.

Salvan a una bebé que tragó una semilla de sandía. Foto: Ilustrativa

El profesional detalló que la pequeña estaba junto a sus padres comiendo sandía, cuando de repente inició una tos intensa y dificultad respiratoria, por lo que rápidamente fue llevada a un centro asistencial desde donde la derivaron de urgencia a la capital

“La semilla literalmente baila en la tráquea, si se dan cuenta, hay una zona más estrecha en la tráquea, estaba a un paso de trancarse allí y ocasionar la asfixia a la niña”, señaló Morínigo, quien compartió un video del procedimiento de extracción.

En otra línea, resaltó que la pequeña sigue con vida gracias a que se actuó a tiempo, evitando que se inflame más la tranquea y se tranque la semilla en la zona estrecha.

Asimismo, puntualizó que “la semilla tiene una coraza dura que no permite que se hinche; si era un poroto, maíz o maní iba a ser otra la historia”, dijo.

Finalmente, instó a los padres a tomar todas las precauciones necesarias al momento de dar alimentos con semilla a sus hijos pequeños. “Ahora que es época de la apetitosa sandía fría, cuando den a niños se debe eliminar toda semilla, sobre todo en menores de 5 años”, sentenció.