Ínfima reducción en el precio de la nafta 88 y el gas desde el viernes en Petropar

Este miércoles, la petrolera estatal anunció que a partir del viernes habrá una reducción de apenas G. 150 en el precio de la nafta de 88 octanos, como también en el costo del gas. El comunicado generó una ola de críticas en las redes sociales, donde los ciudadanos expresaron su indignación.

En la fecha, Petróleos Paraguayos (Petropar) anunció que a partir del viernes 16 de septiembre baja el precio de la nafta 88 octanos (Kape) de 8.000 a 7.850, es decir, apenas G. 150.

Ínfima reducción en el precio de la nafta 88 y el gas desde el viernes. Foto: Petropar

Igualmente, habrá una reducción en el costo del gas, que de G. 4.500 pasará a costar G. 4.250 por kilo para el uso doméstico.

El anuncio generó una ola de críticas en las redes sociales, a través de las cuales los internautas expresaron su indignación por tan mínima reducción y solo en un tipo de nafta.

«Petropar bajó 150 gs su nafta Ky’a 88. Íbamos a bajar todos, pero la contraofensiva ucraniana, el duelo por Isabel y el atentado a Cristina, hacen imposible disminuir las restantes», expresó el usuario Vicente Jara en Twitter.

Asimismo, se pueden leer otros comentarios como: «Ni para quemar basura no se usa nafta de 88, pero ese van a bajar de precio». «La Nafta 88 ni para prender carbón no sirve. Hermoso país con gobernantes de mierda. Qué buenos somos». «Simplemente, nos están tomando por boludos esta gente«.

Esta pobre reducción se da en medio de las fuertes manifestaciones en varios puntos del país por parte de los camioneros y conductores de plataformas, que exigen una reducción de G. 1.500, principalmente en los carburantes del diésel tipo III y la nafta de 93 octanos.

Denis Lichi, presidente de Petropar, había indicado tras una reunión en la Comisión de Hacienda del Senado que el costo del combustible podría bajar en la quincena de octubre, con la compra de una nueva partida.

No obstante, los representantes camioneros aseguran que actualmente es posible una baja en los costos y alegan que solo falta voluntad por parte de las autoridades.