Se incrementan las consultas por afecciones respiratorias

El Ministerio de Salud reporta un brote de influenza en primavera. “Estamos teniendo temperaturas no habituales para esta época del año”, indicaron.

En las últimas semanas, las consultas por enfermedades tipo influenza muestran un crecimiento, actualmente sobrepasando el umbral de alerta, según señalaron desde el Ministerio de Salud.

Se incrementan las consultas por afecciones respiratorias. Foto: Gentileza

Al respecto, la Dra. Sandra Irala, manifestó que históricamente entre los meses de septiembre, octubre y noviembre, los casos bajan; sin embargo, la situación cambió actualmente.

La profesional manifestó que uno de los factores que incide en este aumento es la temperatura ambiente. “Estamos teniendo temperaturas no habituales para esta época del año, con mínimas entre 15 y 16°C que va fluctuando entre una semana y otra, que favorecen la transmisión de virus respiratorios”, dijo.

En otra línea, señaló que el virus de la influenza tiene la característica de presentar repuntes fuera del pico estacional, pero hasta el momento, sin alcanzar esa magnitud.

“Estos repuntes se dan, por lo general, después de un descenso sostenido, pero la magnitud no es igual a lo que se ve en la temporada de otoño-invierno”, puntualizó.

Insta a intensificar la higiene de manos

La Dra. Irala explicó que los virus respiratorios se transmiten al hablar, toser y estornudar por lo que para prevenir la transmisión aconseja cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con la flexura del brazo.

Asimismo, insta a reforzar la higiene de manos, puesto a que estas secreciones quedan en las manos y pueden ser un vehículo de transmisión del virus.

Por otra parte, señaló que la influenza tiene los mismos síntomas que el coronavirus y puede manifestarse con fiebre, dolores de cabeza y de cuerpo, tos y congestión nasal.

Ante cualquier síntoma, la médica insta a consultar para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuado.

Finalmente, la Dra. Irala recomienda el uso del tapabocas a las personas con síntomas respiratorios a fin de frenar la dispersión del virus respiratorio y proteger a la franja de riesgo; adultos mayores y pacientes con cáncer.