Sandalias de goma: ¿Por qué representa un peligro para los niños?

Las sandalias de goma o crocs se convirtieron en los últimos años en uno de los calzados más utilizados, sin embargo, un especialista advierte que no están configurados para paseos largos y pueden provocar lesiones.

El reconocido pediatra Robert Núñez utilizó su cuenta de Twitter para hablar acerca de los peligrosos calzados tipo crocs o sandalias de goma, que en los últimos años se han convertido en una moda y son los niños quienes más utilizan.

Sandalias de goma: ¿Por qué representa un peligro para los niños?

“Son lindos, pero son los calzados más peligrosos para los niños”, expresó el especialista, quien indicó que estos zapatos no están configurados para dar largos paseos y pueden provocar graves lesiones en los pies de los más pequeños.

“Las sandalias de goma o crocs están elaborados, en la mayoría de los casos, de un plástico económico que impide que el pie transpire”, advirtió.

En esa línea, aseveró que los mismos no están configurados para paseos largos. “Este calzado está indicado para usarlos en playas y por un corto periodo de tiempo porque no cumplen las condiciones anatómicas que puede tener cualquier otro zapato o zapatilla infantil. Además, debemos indicar que elevan el riesgo de caídas por su falta de sujeción”, puntualizó.

Por tal motivo, instó a los padres a no comprar los crocs a sus hijos. “En el caso de los más pequeños recordemos que están en pleno desarrollo y los cuidados deben extremarse aún más”, enfatizó.

Finalmente, alertó que estos calzados acumulan electricidad estática y se vuelven sumamente peligrosos.